17 de MAYO 2020 se disuelve….

 

La pandemia, la maldita pandemia….

Estamos en marzo, confinados, como toda España. En nuestras manos los billetes de avión sacados Palma – Barcelona –  Estambul – Biskhek para el próximo 17 de mayo. Nuestra intención retomar el viaje que nos conduciría por Mongolia hasta Vladivostok. La segunda etapa de nuestra gran aventura. Vamos recibiendo mails de las compañías aéreas anulando todos los vuelos. Ya veremos si nos devuelven el importe de los billetes….

Todo se ha ido al garete. La aparición del virus nos ha hecho replantear nuestro proyecto.

Sobre la mesa se nos presentan varios escenarios:

  • Esperar, hasta no sabemos cuando, para que nos autoricen a viajar hasta Bishkek, con la incertidumbre de si podremos pasar por todos los países sin tener que hacer cuarentenas (no disponemos de tiempo para ello). Son 8.000 kms. más hacia el este.
  • Vender las motos en Kirguistán y con lo que podamos sacar, volver a invertirlo en otras dos motos viejunas para en marzo del año que viene seguir con nuestro periplo por África.
  • Intentar volver con las dos motos a Mallorca buscando un corredor internacional seguro, atravesando el menor número de países, posponiendo la etapa a la primera semana de octubre de este año. Iremos viendo como evoluciona la apertura de fronteras y cuadrando la ruta.
  • Esperar a mayo del próximo año. Las motos ya llevarán más de un año y medio paradas en Kirguistán y se encontrarán «ilegales» en el país. El periodo máximo de estancia son 12 meses tanto para turistas como para vehículos, estos últimos sin necesidad de pagar aranceles de importación.

Desgraciadamente ahora mismo un pasaporte español está «apestado» en todo el mundo por culpa de la negligente gestión del actual gobierno. Toca mojarse un poco y la realidad es que nuestros dirigentes han reaccionado tarde, mal y de la peor forma, al contrario de sus homólogos portugueses cuya gestión está siendo impecable dirigida por verdaderos expertos en la materia.

Los ratios de muertos (mal contados) por habitantes son públicos y es un dato que no se puede esconder ni ocultar tras eufemismos, por mucho que lo intenten.

Vienen tiempos inciertos, movedizos donde nadie sabe nada. ¿Viajar por el mundo? Tal y como pinta la situación, va a estar complicado, los cierres de fronteras tienen pinta de ir para largo, «Españoles e Italianos, no gracias».

Los pícaros mediterráneos con sus países y sus cadáveres hacinados por la falta de previsión de sus gobernantes y por la falta de civismo de una buena parte de la población, como si la cosa no fuera con ellos, nos va a tener encerrados más que otros países que están gestionando la crisis de forma eficaz. Con tales credenciales no seremos bienvenidos por una larga temporada en la mayor parte del globo.

Después del pataleo, seguimos con lo nuestro.

¿Que nos quedará?, fácil, matar el gusanillo viajando por España, para que, de cierta forma podamos colaborar en que el País que nuestros dirigentes van a dejar arrasado vuelva a ponerse a trompicones en funcionamiento.

Y saldremos, seguro que saldremos. Desgraciadamente nuestra sociedad solo aprende a garrotazos, como ha venido pasando a lo largo de nuestra historia.

España nos ofrece de todo, playas, gastronomía, lagos, carreteras increíbles, castillos, alojamientos y buenas gentes. Será una buena oportunidad para seguir conociendo a fondo nuestra geografía.

En cuanto a nuestra aventura, seguimos dándole vueltas. De momento, no hay nada mejor que hacer…..

 

</div align=»center»>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *