Domingo 13/10 – TODO SE ACABA….

—Viaje a Portugal, José Saramago—”

Nos levantamos a regañadientes. Tenemos que volver.

A las 05:30 el taxi ya nos espera en la puerta del hotel para llevarnos al aeropuerto de Manas, de donde salimos puntuales rumbo a nuestra primera escala en Estambul en el aeropuerto de Sabiha Gökçen.

El avión un pequeño 737-800 de la compañía Pegasus, la principal low cost asiática, el vuelo Biskek – Barcelona no llega a 200 €. Tenemos por delante 5:30 horas de vuelo.

¿A que no adivináis en que aeropuerto estamos?

Parada de 2 horas, comemos algo parecido a una hamburguesa en el mac donalds del aeropuerto turco.

Siguiente punto: Barcelona, otras 3:30 horas en el mismo avión.

Llegamos a Barcelona con el tiempo justo para tomar el último avión que nos devolverá a Mallorca. A Jordi le ponen pegas para pasar una espada que se había comprado en Georgia y no se acordaba que la llevaba dentro de la mochila 🙂 Al final pasa implorando al Guardia Civíl del control.

Maratón por el interior del aeropuerto, caminamos más de 20 minutos hasta dar con la puerta de embarque de Vueling, en la otra punta. Los últimos en embarcar, pasamos rozando el  larguero, pero entramos.

A eso de las 19:00 hora local, aterrizamos en nuestra roca. Llevamos bastantes horas despiertos, esta primera etapa de nuestro proyecto ha tocado a su fin.

Han sido muchas vivencias, mil imágenes que nos han quedado en la retina, mil olores, mil sabores, mil paisajes, como las imponentes ciudades de la ruta de la seda, las montañas de Kirguistán, la hospitalidad Turca, los compañeros de ruta….

En fin, un viaje de estas características no te deja indiferente. Te hace replantearte tu camino, en cierta manera te hace reflexionar. Dicen los que han viajado mucho, que cuando regresas eres otra persona. Es totalmente cierto.

Gracias a tod@s por acompañarnos a través de este blog.

One Comment

  1. Enhorabuena y gracias por lo que hacéis. El sueño de libertad de ir en moto en medio del mundo debe ser indescriptible. Deseando que sigáis para que podáis contar más cosas emocionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *