Jueves 10/10 – ADIOS VINCENZO, HOLA SHYMKENT.

Salimos hacia Shymkent que nos queda a 434 kms. Nos espera otro cruce de frontera, debemos entrar nuevamente en Kazajistán. Hoy vamos a echar de menos a alguien que se ha hecho parte de nuestra aventura; el trío de mosqueteros se deshace, nos separamos del doctor Vincenzo, a partir de este punto él toma rumbo sur hacia Irán, tiene la invitación, el carnet de passage y el visado para poder entrar en un día determinado. No puede desaprovechar esta oportunidad para visitar a un colega médico iraní.

 

Nosotros seguiremos hacia nuestro destino. La etapa de hoy pinta muy monótona, de mera transición. Intentaremos llegar temprano al pequeño hostal que hemos reservado a las afueras de Shymkent.
La carretera y el tiempo ligeramente nublado son buenos.

Los kilómetros se van sucediendo sin más, hasta que volvemos a toparnos con la frontera de entrada a Kazajistán. Decidimos pararnos a comer antes de rebasarla.
Su paso, nuevamente sencillo, sin mucha burocracia, apenas nos revisaron los equipajes. Cuatro risas con los funcionarios, lo de siempre que si Messi, que si Ronaldo y ya estábamos de nuevo en Kazajistán.
Llegamos a Shymkent con claridad. Nos sorprende el desarrollo de la ciudad, se aprecian edificios modernos, buen equipamiento urbano y multitud de negocios abiertos.

A las afueras localizamos nuestro pequeño hostal, el Tamasha Confort. Habitaciones correctas al igual que su precio. La amable recepcionista nos permite guardar las motos en el interior del patio del hostal. Les hacemos la revisión diaria, las aparcamos y nosotros salimos en un taxi a dar una vuelta por la ciudad antes de cenar.

 

Shymkent es la capital de la provincia del sur de Kazajistán, la tercera ciudad más grande de Kazajistán detrás de Almaty y Astaná y la más grande en términos de superficie. Los precios relativamente baratos y la hospitalidad de sus gentes, la hace parada obligatoria. La ciudad ha crecido significativamente en la última década y, a partir de 2017 la población se estimó en 943.000 habitantes.
Shymkent se encuentra en el sur de Kazajistán, cerca de la frontera con Uzbekistán y Kirguistán. Traducido del farsi y parcialmente del turco su significado es “ciudad verde” Shym significa hierba y Kent ciudad. Shymkent hace honor a su nombre, posee hermosos jardines que se extienden por toda la ciudad.

La ciudad nos ofrece una gran oportunidad para conocer mejor la historia de Kazajistán. Aún conserva una gran variedad de monumentos medievales. El ambiente de la ciudad, y la mezcla de cultura medieval y contemporánea en un único lugar impresiona a los cada vez más numerosos turistas que la visitan. Los barrios de nueva construcción con edificios altos, los centros comerciales, los restaurantes, cafeterías y bares también ofrecen una experiencia completamente diferente al esquema mental que tenemos predefinido antes de conocerla. Shymkent es una ciudad moderna y vibrante.

Es un importante cruce ferroviario del eje Turquestán-Siberia. Se fundó en el siglo XII como Caravan Sarai, punto de hospedaje en la Ruta de la Seda. Shymkent creció como centro comercial entre los nómadas y residentes. Como viene siendo habitual en la mayoría de ciudades que conforman la ruta de la seda fue destruida varias veces: por el amigo Gengis Khan, por soldados del sur de Khanates y por diversos ataques nómadas.
En 1993, al obtener Kazajistán su independencia, la ciudad volvió a retomar su nombre original.

Decidimos cenar en un nuevo local céntrico.

 

Día finalizado. A dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *